miércoles, 21 de noviembre de 2018

¿Sé reciclar?

No se si alguna vez te has hecho esta pregunta. Si es así, tu y yo tenemos algo en común. Y no es precisamente que no sepamos o si reciclar. 

Simplemente con hacerte esa pregunta sé que en tu interior sientes la necesidad de hacer lo correcto, de ayudar al planeta, a los animales y a nosotros mismos. 

Quizás no lo sabes todo del reciclaje, tienes muchas dudas y cosas que no conoces como funcionan o como se hacen pero dentro de ti sientes que reciclar es lo correcto.



Yo sentía eso desde hace muchos años, pero por una cosa u otra siempre tenia una excusa para no hacerlo. Excusas que ahora las pienso y me parecen estúpidas y me da hasta vergüenza reconocerlo. 

Pero intento comprenderme y decirme que cada uno tiene sus tiempos y que el mio llegó cuando llegó y que como digo siempre lo importante es estar en el camino.

Empecé a reciclar oficialmente todo los residuos reciclables que generamos en casa en marzo de este año, si 2018.

Antes si, reciclaba cosas, cuando hacia limpieza de papeles, las botellas de vino... si lo ponía en el contenedor adecuado pero poco más.

Una de las excusas que me ponía era que tenía que preparar un sitio donde poder poner los distintos cubos para que fuera cómodo, no digo que no, es verdad que es una ventaja pero tampoco es que sea imprescindible. Ahora lo veo así.

En marzo me hice un set para reciclar y les busqué un huequito muy chulo en casa. Te dejo por aquí el enlace al post porque quizás pueda interesarte.

Y fue ahí cuando me di cuenta que NO SABÍA RECICLAR.




Es verdad que pensaba que tenia cosas controladas, como que las botellas de vino o los botes de conservas de VIDRIO iban al contenedor verde.

Pero descubrí que la palabra "vidrio" es muy importante para saber reciclar.  No se si sabías que no es lo mismo vidrio que cristal. Y ahí es donde yo estaba fallando. Pensaba que en ese contenedor podía poner también vasos o copas. GRAN ERROR.

En el contenedor verde solo se pueden poner recipientes de vidrio, nunca cristal, ni porcelana.... El motivo es muy sencillo y es que la temperatura a la que se funde el cristal frente a otros materiales y el vidrio son distintas por lo que si ponemos cristal en este contenedor estamos "contaminando" el material de reciclaje y no se obtendrá un vidrio reciclado de buena calidad.

Esto es algo que aprendí por casualidad, navegando por la red. Pero me surgían muchas dudas.

¿donde va el papel de aluminio?

¿las servilletas?

¿los tikets de la compra?

Y así una lista interminable. Muchas las he resuelto pero otras aún están pendientes.

Para mi suerte, de casualidad encontré una cuenta de instagram @todos_somos_reciclaje. Tienen un libro donde explica todo sobre los residuos. Y ni me lo pensé, lo leí en tan solo una semana y algo. Tenía muchas ganas de dar respuestas a muchas dudas.

El libro se llama Residuos: Del problema a la solución y os lo recomiendo 100% a mi me ha servido muchísimo, he aprendido un montón de cosas, ahora me siento más segura y más convencida de que, lo CORRECTO es RECICLAR.




Esta claro que EL MEJOR RESIDUO ES EL QUE NO SE GENERA, cada día trabajo para intentar incorporar esta filosofía en mi vida. Pero no es una cosa que se pueda hacer de la noche a la mañana y hay residuos que a mi sinceramente me cuesta no generar y ahí es donde entra en juego el reciclaje. Ya que los genero lo mínimo es responsabilizarme de ellos y gestionarlos de forma adecuada.

En mi lectura aprendí y descubrí muchas cosas como que existe en España lo que llaman "Bolsas de subproductos" un medio que facilita el intercambio de residuos entre empresas.

Lo que para una empresa es un residuos para otra puede ser un recurso de mucho valor.

No fue el concepto en sí lo que me llamo la atención ya que en donde trabajo es algo que hacemos desde siempre. Los restos de frutas y hortalizas que se generan de la limpieza de hojas o lo que se ha puesto malo se las llevan los ganaderos para sus animales o se hace compost para luego incorporarlo a las huertas. Pero que hubiera algo organizado a nivel nacional para fomentar esta actividad de intercambio de residuos si que me sorprendió.

Otra cosa que me dejo con la boca abierta es descubrir que cuando pagamos la basura en nuestro municipio tan solo estamos cubriendo el coste de gestión de la fracción resto (contenedor gris o verde, en el que va todo junto). Esto es algo que yo ignoraba por completo. Para el resto de contenedores, son las empresas que ponen los envases en el mercado las que pagan una tasa que se destina a la gestión de éstos residuos. Todo a través de diferentes asociaciones como ecoembes (para el contenedor de envases) o ecovidrio (para el contenedor de vidrio), etc.

Las empresas que pagan esa tasa son las que pueden poner sus envases este símbolo

Sólo los productos que tengan ese símbolo son lo que se podrían introducir en el contenedor de reciclaje correspondiente.

Confieso que me quede tan tan impactaba que durante unos días estuve haciendo a mis familiares y amigos la siguiente pregunta.

¿El dinero que pagas al ayuntamiento para la gestión de la basura tu crees que es para la gestión de todos los contenedores de la calle?

Nadie me contestó de forma correcta, todos pensaban igual que yo.

Siempre me había preguntado que porque las campañas sociales de recogida de tapas de plástico solo se hacían con ese producto en concreto.

El plástico a diferencia del vidrio va perdido calidad al ser reciclado y las tapas suelen ser fabricadas con plástico virgen (alta calidad) y de ahí su valor para la industria del reciclaje. A mayor calidad tiene el plástico que llega a la planta de reciclaje mayor calidad será el plástico reciclado que se genere.

Poner sentido a cosas que vemos a diario es necesario para ayudarnos a interiorizar otra forma de vida más sostenible. O al menos a mi me ayuda muchísimo.

Aprendí muchas cosas mas, economía circular, como funcionan las plantas, diferentes formas de aprovechar los residuos pero solo quiero hacer hincapié en una mas que también me llegó de lleno al alma.

La industria textil es la segunda mas contaminante del mundo por detrás del petroleo. Esto me ha dejado sin palabras. Cada vez que compro una camiseta o unos vaqueros porque los otros ya no me gustan estoy contribuyendo a contaminar más y mas el planeta.

Si me sigues por instagram sabes que he iniciado acciones para intentar comprar menos zapatos, ropa etc, lo hice antes de tener conocimiento de esto y ahora estoy más convencida aún.

Haciendo pequeños cambios podemos ayudar muchísimo al planeta y resulta que no es más caro, todo lo contrario, ahorramos dinero y aprendemos a darle valor a muchas cosas que las tenemos delante y no le damos la importancia que merecen.

Se que no es un camino fácil, que no todo es color de rosa y que habrá caídas pero el saber que estoy en el camino correcto, responsable y consciente hará que valga la pena.

Cada granito de arena cuenta y entre todos podremos cambiar la historia y pasar de una sociedad de usar y tirar a una de usar, reusar y reciclar.

Sin duda te animo a que leas este libro para que llegues a comprender más profundamente el mundo del reciclaje. Yo lo he comprado en amazon y su precio no es exagerado, lo tienes tanto en formato digital o papel.

Solo con conocimiento podremos juntos promover un cambio en el sistema actual.

Espero que os haya gustado. Les animo a comentar y contarme sus experiencias con el reciclaje.

¡¡¡Hasta pronto, nos vemos en el camino!!!

4 comentarios:

  1. Hola. Nosotros reciclamos. Y si sabía que el cristal no va donde los vidrios. La ropa también la reciclo o la donó.., la llevo a caritas. Y me ha gustado mucho la idea del armario cápsula y como lo has organizado todo. Gracias por tu post. Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado!!! Gracias por leerme y comentar un beso muy grande!!

      Eliminar
  2. La verdad que en casa pecamos con eso de meter los tarros de cristal en el contenedor verde. Tengo que admitir que hace poco dejamos de reciclar, ya que la casa es pequeña y la basura del plástico estaba demasiado cerca de Dana y ya había intentando comer cosas de ahí, entonces yo misma decidí parar el reciclaje mientras ella siga con nosotros, ya que cualquier cosa que coma podría hacerle daño, pero la verdad que desde que empecé en este mundo de la cosmética natural, siento que soy mas consciente de todo lo que nos rodea y que necesitamos cuidar el planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! como siempre digo poco a poco y que cada uno tiene su ritmo. No hay que agobiarse porque al final eso es peor porque terminas abandonando todo. Mas vale algo que nada. Veras que poco a poco te irás sintiendo con mas capacidad de ir sumando cositas.. así mismo lo he sentido yo. Y seguro que con un poquito de imaginación encuentras una solución para Dana y los plásticos que la verdad es una faena. Pero al fin y al cabo lo importante es estar en el camino lo otro es cuestión de tiempo. un besooooo

      Eliminar

MicaminohacialoNatural: 5 objetivos por conseguir

Hoy les traigo los 5 objetivo que actualmente estoy trabajando y que son mi meta para el 2019 . Quizás te sirvan de inspiración a ti para...